viernes, 13 de julio de 2012

Los sabios de los árboles

Archivos de la Bruja Verde. Correo electronico. fecha 07/05/2008

---------------------------------------




Los Sabios de los Árboles

No sin razón los druidas fueron llamados sabios de los árboles. La mentalidad de ellos era muy distinta a la que tenemos en la cultura moderna.
Para un druida todas las cosas están interrelacionadas y dependen unas de otras. Uno no puede hacer algo sin que ello tenga repercusión en el todo.

La naturaleza es un ser vivo en sí misma, y cada planta, cada animal es parte de ella y debe ser cuidada y respetada.

La sociedad moderna usa todo para su beneficio, de manera indiscriminada, causando gran desequilibrio y caos; en la conciencia druídica eso es inconcebible,
puesto que lo que importa es la unidad, no el interés individual.

No se consideraba la tierra como propiedad del hombre ni a lo seres que la habitaban como inferiores, sino como seres que comparten la vida con uno,
que tienen su sitio justo en el mundo y valen por sí mismos, no como un recurso más.

Para los celtas era un crimen dañar un árbol o a un animal. Cuando era necesario por ejemplo usar la madera de un árbol, no se cortaba así sin más
sino que implicaba previamente todo un ritual que llevaba a ponerse en comunicación con el espíritu del bosque y del árbol, pedir su permiso para
usarla para una causa justa y prometer así mismo retribuir lo tomado de alguna forma.

Un druida era un guardián del bosque en todo momento y su alma estaba en comunicación con todos los seres que lo habitaban. Nosotros, en
cambio que nos jactamos tontamente de tener el poderío sobre la naturaleza y nos encontramos ahora en un callejón sin salida.
Los druidas fueron más sabios, y deberíamos aprender de ellos. El reto es claro: o recuperamos pronto la armonía con la naturaleza o perecemos.