lunes, 16 de abril de 2012

Introduccion de: El Dios de los Brujos de Margaret A. Murray


 



Índice
 
Prólogo
Introducción
I.-     El dios cornudo
II.-   Los adoradores
III.-  El sacerdocio
IV.-   Los ritos
V.-    Ceremonias religiosas y mágicas
VI.-   La posición de la bruja en la estructura social
VII.-  La víctima divina
• Guillermo el Rojo  • Tomás Becket 
• Juana de Arco 
• Gilles de Rais 
 
Atended a la piedra, de donde fuisteis cortados,
Y a la cueva del lago, de donde fuisteis sacados.
Isaías, LI, 1.



 
Prólogo

Como este libro va dedicado al lector en general, así como al estudioso de antropología, no siempre mencionamos en el texto la autoridad en la que se basa cada afirmación. En beneficio de quienes deseen llevar el estudio más adelante, al final de cada capítulo hay
una bibliografía. Y para la bibliografía completa de los registros ingleses, remitimos al lector a la History of Witchcraft in England (Washington, 1911), de Wallace Notestein.
En mi obra Witch Cult in Western Europe (Oxford University Press, 1921), la bibliografía es, básicamente, del Reino Unido, Francia, Bélgica y Suecia.

Aunque sólo voy a concentrarme en la existencia, a través de la Edad Media, de una religión primitiva en la Europa occidental, no hay duda que en tiempos anteriores el culto se extendió por la Europa central y oriental, y por el cercano Oriente. Y sobrevivió, subyaciendo como en Occidente bajo la religión oficial del lugar; el cristianismo en Europa, el Islamismo y, a veces, el cristianismo en Oriente. Los  literati de aquellas regiones eran de la fe por entonces en ascenso, y por consiguiente, la antigua religión rara vez fue registrada, pues el paganismo pertenecía, aquí como allá, a las masas indoctas, casi incapaces de expresarse, que durante muchos siglos  no fueron
rozadas por la nueva religión.

No he intentado presentar todos los ejemplos conocidos de las creencias y los rituales de los “brujos”; todo lo que deseo es ofrecer al lector una visión bastante completa del culto, basándome en testimonios de la época. También al surgir la ocasión, he comparado el culto de los brujos con otras religiones de tiempos antiguos y modernos.

Vaya mi gratitud a mi hermana, la señora M. E. Slater, y al señor G. A. Wainwrigth, por su excelente ayuda y sus valiosas sugerencias, así como al señor F. Rutter, del ayuntamiento de Shaftesbury, por la información que tan bondadosamente me dio concerniente al Premio Besom.

En esta segunda edición, las cuestiones originales  permanecen intactas, pero se han hecho algunas adiciones, que  incluyen la descripción de esa interesante supervivencia de un rito primitivo, la Feria de Puck del condado de Kerry, por la cual estoy en deuda con la señora Percival-Maxwell; todo el capítulo VI, y la sugerencia sobre el significado del Rostro de Lucca en el juramento  de Guillermo el Rojo.

Se añadió una nueva ilustración, el frontispicio que muestra a Juana de Arco identificando al Delfín; se ha tomado de una miniatura que se encuentra en un manuscrito del Siglo XV, de Enguerrand de Moustrelet (Brittish Museum Royal, MS. 20 DVIII f 7). Es casi contemporáneo de Juana, por lo que posiblemente se  trate de un
retrato fiel, ya que fue pintado cuando aún la recordaban muchos que, como el propio De Moustrelet, la habían visto.
 
M. A. Murray