lunes, 26 de septiembre de 2011

No deberías hacer magia cuando...


Hacer Magia, es algo que todos los seres humanos podemos hacer. Si, en serio, no importa edad, credo genero, condicion social ni economica, nada de nada.

Hacemos Magia muchas veces, aun cuando no nos damos cuenta, es por eso que, hay que estas conscientes de que es la Magia y de como opera, para ello el brujo o mago no deja de estudiar y aprender. El camino de la Magia es el camino del Conocimiento.

Así que también hay que aprender cuando NO hacer magia. 

Nuestra capacidad Mágica esta intrínsecamente vinculada a nuestras emociones y sentimientos. Así como nosotros podemos invocar, atraer, repeler y crear. Todo eso depende de las conexiones que hagamos. nuestras energías y las energías del universo, se sincronizan, compenetran, etc, aliándose y haciendo posible nuestros objetivos mágicos. 

El detalle esta, en que si nuestras energías están distorsionadas, mal enfocadas, corrompidas, etc, pues el resultado no va a ser bueno ni provechoso. Para explicarme mejor, imagínate un cable que haya sido maltratado, eventualmente, dará corto circuito al ser conectado.... Igual somos nosotros. En nuestro caso los "cables" serian nuestros estados emocionales, mentales y físicos. 


Por eso no debemos hacer Magia cuando no nos encontramos bien. Sea porque estamos demasiado cansados físicamente, cuando estamos enfermos, cuando estemos en un estado emocional muy negativo, o cuando en realidad no tengamos nuestros pensamientos en orden. 

En cualquiera de esos casos, los resultados pueden ser muy negativos. 

Si estamos muy cansados podríamos cometer errores, como por ejemplo no tener cuidado con el fuego, no cerrar o abrir bien el circulo, etc. O podríamos olvidar algún paso importante, como por ejemplo la purificación de los elementos. 

Si estamos mal emocionalmente, por ejemplo, acabamos de descubrir que nuestra pareja nos es infiel. Hacer Magia podría ser una muy mala idea. Primero, porque podríamos estar pidiendo algo que no es lo mejor ni para ti ni para nadie, segundo, nuestras emociones estan distorsionadas, por lo tanto nuestras energías también, seria como verse en un espejo de feria. El resultado nunca sera bonito, porque no es la verdad. Las posibilidades de atraernos mal karma son enormes. A veces es mejor dejar pasar un poco el agua bajo el puente.

Quizás una buena meditación solamente, pero no invocar, o pedir nada en particular, quizás solo, paz mental. Hay momentos en los que simplemente hay que llorar, llamar a alguien, tomarse un par de tragos, comer helado, pero no hacer magia. Un mal momento es un punto de inflexión para que aprendamos de el. Querer evadirlo con magia solo hara que eventualmente vuelva la prueba hasta que la pasemos sin trampas. 


Si nuestros pensamientos no están en orden, es decir no tenemos claridad en nuestras ideas, podemos meternos en graves problemas. Porque para hacer un hechizo como corresponde tenemos que coordinar muchas cosas, palabras, correspondencias entre hierbas, piedras colores, etc... Saber pedir, saber a quien y como hacerlo es muy importante. Una mente ruidosa y confundida hará que tu energía termine distorsionada. No seria la primera vez que alguien pida "deshacerse del problema" y en la mente tenga, no se al perro del vecino, cuando en realidad se refería a una deuda con el banco. Silencio y enfoque de pensamiento, son dos de los muchos requisitos de quien quiera tener los resultados apropiados. Si tu mente esta convulsionada, de nuevo, busca el silencio, medita, cálmate. Cuando consigas el centro en ti, podrás hacer mejor el hechizo que realmente necesitas sin dañarte a ti, o a nadie mas. 




Si estas enfermo y decaído, un trabajo mágico a profundidad quizás tampoco sea lo mejor. Así como el medico te habrá recetado reposo y no debas ir a tu oficina, lo mismo se aplica a la Magia. Para hacer un hechizo hay que planificar, seguir los pasos etc. Así como no deberías hacerlo cuando estas agotado físicamente, pues igual si estas enfermo. Descansa un poco. De nuevo la meditacion hará maravillas, espera a que tu cuerpo recupere energías, mientras tanto puedes ir pensando como vas a hacer tu hechizo. Si lo que harás es uno de autosanacion, planificalo primero para que, al hacerlo, estés menos agobiado y resulte exitoso.

Y si, ya he dicho que es mejor meditar.... La meditación es otra manera de hacer Magia, una pasiva, en la que nos sintonizamos calmadamente. A veces es la mejor opción cuando estamos fuera de nuestro centro.

Ojala estas recomendaciones te sean útiles.

Bendiciones.

Andrea Green