domingo, 18 de septiembre de 2011

Que hacer después de un Ritual


Al realizar Magia conectamos nuestras energías con las del universo, los Dioses, las plantas, el caldero, etc, sea lo que sea que hayamos utilizado, un verdadero acto mágico implica la manipulación real y profunda de energías con las que hemos realizado una intensa conexión. Nuestro cuerpo, en todas sus capas y niveles, vibran con esas energías sutiles y poderosisimas. Eso lo sentimos, y nos encanta. 

Pero...

Siempre el hacer Magia implica un esfuerzo consciente de inteligencia. Es decir, a pesar que para hacer Magia tenemos que conectarnos con todo lo que somos, y las emociones son el mejor puente para ello. Realizarla implica, si no se quiere tener problemas, que hay que pensar bien todos los detalles de lo que haremos antes, durante y después. 

Así que, nunca hay que dejar nada al azar, porque por las grietas del azar es por donde podrían entrar verdaderos problemas. Y uno de los problemas que se tienen con frecuencia es... El exceso de Energía. 

La Energía Mágica es poderosa, eso ya lo sabemos, pero lo que a veces olvidamos es que no conoce mucho de ironías... Una palabra o pensamiento mal puesta puede generar resultados muy discordantes. El exceso de energía que se queda en nosotros al levantar el circulo también. 

Pongamoslo así. Todos conocemos las pilas recargables, que tienen, por sus características fisicas y químicas, cierto limite necesario para funcionar, pero también cierto máximo aceptable. Dejar una batería sobrecargandose podría, dañarla, y hasta dañar el cargador.... Lo mismo pasa con nosotros. 

Nuestros espíritus son energía pura, que se manifiestan en un mundo físico a través de nuestros cuerpos, tamizados por nuestras almas, nuestros cuerpos pueden manejar esa energía espiritual, pero... ¿Que pasa si sobrecargamos nuestro cuerpo? si, podríamos llegar a dañarnos a nosotros mismos. 

Ademas, esas mismas energías excedentes al quedarse en nosotros se "cuelan" fuera del circulo, pudiendo acumularse, por ejemplo, en tu casa. Siendo energías puras y poderosas, que se han atraído para ser dirigidas mediante propósitos seleccionados emocionalmente, son, digamos, un lienzo en blanco que podrían ser "moldeadas" por el animo de las otras personas que viven contigo. 

A la larga se podría generar un problema tipo egregor, es decir un ente energético que se "pega" a un rincón de la casa y se alimenta de las energías de sus habitantes. Muchas veces llegan a ser tan poderosos que ellos logran alterar los estados emocionales de quienes viven en la casa, haciéndolos sentir esas emociones negativas de las cuales se alimentan. Depresión, pesadez, ira, etc.

Así que, como decía uno de mis maestros, cuando uno sabe a profundidad las consecuencias de hacer Magia lo piensa mil veces y una mas antes de ponerla en funcionamiento. Las casas donde se hace Magia necesitan limpiezas con cierta frecuencia por estas mismas razones. 

Para evitar esto, hay que hacer algo sencillo y simple, pero que casi nunca se consigue en los libros de brujeria: LIBERARSE DEL EXCESO DE ENERGIA.

Eso lo haremos simplemente descargandosela a la Madre Tierra. Para eso, quítate los zapatos, y con las plantas en contacto directo al piso, pega también las manos, no es necesario que estés de pie, sentado o acostado también sirve. Simplemente visualiza que el exceso, OJO EL EXCESO, de energía sale por tus manos y pies y retorna a la Madre donde sera reutilizada según sea necesario. Siente como la energía va iluminando tus chakras hasta sentirse ligeros e iluminados, de manera descendente hasta llegar a tu chakra raíz  Cuando te sientas en paz y armonía termina la visualización, levanta las manos y agradécele a ella por estar siempre para ayudarte. 

No importa si estas en un parque, una casa o en el piso 20 de un edificio, solo visualizalo bien. 

De esta manera te ahorraras muchos problemas. Eso si, recuerdalo siempre, y recuerda abrir y cerrar bien el circulo, para evitar cualquier cosa desagradable. De todas maneras, a tu casa siempre le vendrá bien una buena limpieza energetica. 

Mágicas Bendiciones

Andrea Green.