jueves, 5 de mayo de 2011

Quiromancia. Por Patrinella Cooper.

Quiromancia.

El hombre prehistórico dejó las huelas de las palmas de sus manos marcadas en las rocas por todo el mundo. fue una de las primeras formas de arte Aunque abundan las teorías sobre e propósito que había detrás de esta decoración, a menos que alguien invente una máquina del tiempo, jamás sabremos con certeza por qué le encantaba dejar su firma de esa manera. Una cosa segura: nuestros sensibles antepasados habrían sido conscientes de la energía que hormigueaba en las palmas de las manos, y habrían notado las diferencias individuales en el patrón de las líneas grabadas en ellas. Quizás los curiosos de entre los suyos estudiarían esas lineas y meditarían en el significado que podrían tener.

Desde luego, la quiromancia se menciona en los antiguos registros históricos de muchas culturas orientales, y es probable que los gitanos fueran responsables de su propagación por todo el mundo. Es particularmente popular con e pueblo gitano, porque no requiere ningún equipo especial, una consideración importante para unas gentes nómadas que necesitan viajar ligeramente. Además, la quiromancia se puede practicar de manera discreta, en cualquier momento y lugar, según se presente la oportunidad. Aunque toda adivina gitana tiene su forma favorita de adivinación - el tarot, las runas, la bola de cristal -, casi sin excepción del arte de la quiromancia habrá sido lo primero que haya aprendido sentada de la rodilla de su madre.

Desde el siglo diecinueve la quiromancia se ha alzado casi hasta el nivel de una ciencia y merecería un libro en exclusiva. De hecho, se han escrito muchos sobre el tema, algunos por autores han realizado un estudio microscópico de la mano. Aunque por lo general tienden a coincidir en el sentido de las líneas principales, estas autoridades a veces tienen opciones que difieren en cuanto al significado de las lineas menores, al igual que sobre la forma de los dedos y las uñas.

Las manos se pueden considerar como un mapa básico de nuestra vida. Los gitanos dicen que la mano izquierda es aquello con lo que nacemos y la derecha lo que hacemos con ello. Si de vez en cuando estudiais vuestra propia palma, notareis que las líneas de la mano derecha lo que hacemos con ello. Si de vez cuando estudiáis vuestra propia palma, notaréis que las lineas de la mano derecha cambian con el paso del tiempo.

En las palmas hay chakras importantes, cuya función está conectada tanto con la recepción como con la emisión de energía de otros chakras. Por ejemplo, la energía sanadora se concentra en la palma se emite a través de ella. Es uno de los motivos por los que resultan agradable sostener la mano de alguien a quien se ama se ama, de por qué una caricia aporta confort o mitiga el dolor, por qué es bueno acariciar a una mascota, tocar un árbol, sostener una bola de cristal o pasar la mano por agua que corre.

Estos chackras de las palmas también tienen que ver con nuestro destino, y el mismo acto de tocar la mano de alguien forja un vínculo que capacita a los seres sensibles a sintonizar con el destino de ora persona. Por ello, una gitana que lee la palma de una mano esencialmente esta leyendo los chackras y emplea las lineas como guías. Así, las líneas pueden mostrar un largo viaje o un cambio de residencia en determinado momento, mientras el chakra inspirará el vidente con información mas detallada acerca del viaje o sobre la razón por la que el tras lado tendrá lugar. Una línea rota puede mostrar un accidente o una enfermedad, y el chakra informará sobre qué enfermedad o accidente, son los más factibles de producirse.


Libro: Magia Gitana Patrinella Cooper.