miércoles, 4 de mayo de 2011

Sobre la Práctica de la Magia. Por D.J Conway


Para algunas personas, la idea de que todo ser humano puede realizar practicas mágicas resulta sorprendente. No debería ser así: La Magia puede ser practicada por cualquiera, ya que influye directamente sobre el entorno físico y, ademas, como esta asociada a la vez con el crecimiento espiritual y la transformación psicológica, resulta uno de los pilares de la vida espiritual. El mundo material y el psíquico están entrelazados, y es esta verdad la que establece el lazo mágico entre ambos, lo psíquico puede influir lo material y viceversa.

!La Magia puede -y debe- ser empleada en la vida cotidiana para modificar nuestra realidad¡ A cada uno de nosotros se nos otorgó un Cuerpo y una Mente, y todos tenemos la obligación espiritual de hacer pleno uso de esos maravillosos dones. La Mente y el Cuerpo trabajan juntos, y la Magia es simplemente la extensión de esta interacción fuera de los límites normalmente concebidos. Es por ello que a veces llamaos "sobrenatural" a lo relacionado con los dominios d la Magia.

El Cuerpo esta vivo, y toda forma de vida es una expresión de lo Divino. Hay Poder Divino en la Tierra y en el Cuerpo, así como lo hay también en la Mente y el Espíritu. Con Amor y Voluntad, usamos la mente para unir cada uno de los mencionados aspectos de la Divinidad y de este modo producir el cambio. Con la Magia potenciamos la presencia Divina en nuestras vidas y en el mundo que nos rodea.

Pero para trabajar en la Magia debemos hacerlo en armonía con las Leyes de la Naturaleza y de la Psiquis. La Magia es el florecimiento del Potencial Humano. La practica de la Magia se relaciona con el arte de vivir bien y en armonía con la Naturaleza; se relaciona con la Magia de la Tierra, con las cosas de la Tierra con las estaciones, los ciclos y con todo lo que hacemos, empleando nuestras manos o nuestra mente.

Libro: Magia con la Luna. D.J. Conway