martes, 19 de abril de 2011

Enciclopedia de cristales, gemas y metales mágicos. (introduccion) De Scott Cunningham


Cristales, piedras, metales. La amatista para la paz, el cuarzo para el poder, la plata para el psiquismo.
Desde tiempos prehistóricos hemos encontrado belleza, poder y misterio en las piedras así como las hierbas, las piedras y los metales también poseen energías. Con estos poderes podemos cambiar nuestras vidas.
La magia de as piedra es tan antigua como el tiempo. En el comienzo los primeros seres humanos descubrieron el poder atrapado en el interior de la piedras que los rodeaban. Estas probablemente fueron usadas en un principio como amuletos para alegar la negatividad o el “mal” Mas tarde, se las reverencio como deidades, se las ofreció como sacrificio, se las sepulto para lograr bendiciones y la fertilidad de la tierra. Su uso esta íntimamente conectado con la religión, los ritos y la magia.
En la actualidad, millones de personas han olvidado el poder mágico de las piedras. La revolución industrial y dos guerras devastadoras destruyeron la vida de aquellos que habían transmitido el conocimiento de generación en generación.
Hoy en día ha surgido entre nosotros una nueva conciencia del valor mágico de las piedras y metales. Este repentino interés no tiene precedentes en la historia, y como el creciente uso de hierbas en la magia, es otra manifestación de que las personas están encontrando que sus vidas computarizadas no las satisfacen. Algo –la magia- esta faltando.
Mi experiencia de dieciséis años en el mundo del chamanismo y la magia, me ha convencido que, en algún momento, todos los aspectos de la existencia humana fueron gobernados por la magia. Con el paso de los siglos hemos perdido la mayor parte de esta sabiduría, pero nos quedan fragmentos tentadores.
Las personas sin interés en la magia pueden pensar que unas piedras preciosas como símbolos del mes en que se ha nacido traen suerte, que las perlas significan lágrimas para una novia y que el diamante “hope” es de mala suerte. Pueden no saber porque piensan estas cosas, pero lo hacen.
Si miramos hacia el pasado, hacia una época en que las propiedades míticas de las piedras y los metales no eran cuestionadas, encontramos las respuestas.
Las piedras, como los colores, las plantas y otros objetos naturales, son herramientas mágicas que podemos usar para lograr un cambio deseado. La transformación es la esencia de la magia y las piedras nos ayudan a lograrla al ofrecernos su poder y proporcionarnos puntos centrales para nuestras propias energías.
Después de siglos de represión religiosa y sofocante materialismo, muchos hemos descubierto que nos estamos apartando de la Tierra. Unos esparcen gemas de matices brillante sobre un terciopelo negro buscando indicios del futuro otros llevan piedras de luna y azuritas entre las cejas para fortalecer su conciencia psíquica. Los estudiantes usan el cristal de cuarzo para mejorar sus hábitos de estudio. Una vez mas las viejas costumbres se encuentran accesibles para todos los que desee usarlas.
Las piedras y los metales son llaves que podemos utilizar para abrir nuestro potencial como seres humanos. Ellos expanden nuestra conciencia, enaltecen nuestra vida, calman nuestros agotamientos e infunden energías curativas a nuestros sueños.
Los escépticos dicen que es solo nuestra imaginación. Los magos dicen que si, que en parte así es, pero que también esta en las piedras, en el uso ritual de estos tesoros y en nuestras conexiones con la Tierra.
La magia de las piedras es efectiva. Esto es todo lo que se necesita saber para intentarlo.
A usar la magia de las piedras no damos la espalda a la tecnología. No voy a abandonar la electricidad y otros beneficios de nuestra era.
No. Usamos una antigua magia para mejorar nuestras vidas agitadas, para lograr una comprensión y un control mas profundo sobre ellas. Nos da armonía con todos los poderes creadores de las piedras, con nosotros mismos, con la tierra y con el universo, añadiendo con ello el ingrediente faltante en nuestras vidas con frecuencia estériles.
Cuando una piedra que yace a la orilla de un río le “pida” que la tome, cuando un cristal resplandeciente parezca tirar de su mano, cuando una joya labrada montada en un anillo capture su imaginación, entonces habrá sentido los poderes antiguos de las piedras.
Las piedras y la magia lo están esperando. El resto depende de usted.