miércoles, 23 de febrero de 2011

Samurai Jack, Capitulo VIII. Jack versus el lado oscuro de Jack.

http://www.in.com/videos/watchvideo-samurai-jack-episode-8-jack-versus-mad-jack-4162969.html
Samurai Jack Episode 8 Jack Versus Mad Jack






| Myspace Video

 De nuevo otro ejemplo en video. En este caso es Samurai Jack.

Quizás conozcan la comiquita. Se trata de un Guerrero japonés que tiene como misión acabar con AKU, por poco lo logra pero al último segundo aku logra mandarlo al futuro, un futuro donde Aku es el amo de todo, un futuro lleno de maldad.

En este Capitulo, vemos a Jack enfrentar un grupo de Mercenarios mandados por AKU, logra vencerlos a todos y aku comprende que solo Jack puede vencer a Jack. Cansado de la pelea Jack ve que e le rompe una de las sandalias, se enoja y la lanza hacia su imagen del cartel de recompensa.

De repente ve que de la imagen sale una energía que agarra la sandalia y se convierte en otro igual a él.

Veamos el dialogo:
- ¿Qué brujería es esta? ¿Quién eres?
- Eres un soberano tonto. ¡Soy tu!
- Si tu eres yo, entonces ¿Quién soy yo?
- Arrg! ¡eres tan estúpido! tu eres tu también.
- ¡Suficiente! Tu eres el reflejo de mi imagen, tu discurso es falso y lleno de irrespeto. ¿Quién eres y como llegaste a convertirte en mi?
- Soy el hijo de la magia de AKU. El vio profundo en ti y me creo de tu propio odio ardiente. Soy tu lado oscuro, y yo poseo todos los poderes que tú llegaras a tener. Y yo tengo un solo propósito de existencia: ¡Destruirte!

Y comienza la pelea. Es pareja y Jack es el primero en ser herido. Pero no se rinde, van codo a codo en igualdad de condiciones.
Llega un momento en que los dos están desatados (ver el cabello) y de la pelea se comienza a incendiar el bosque a su alredor.
Están acabando con la vida que los rodea… Una pequeña pausa, y vemos que no hay diferencias entre ellos ¡Son iguales! no se pueden diferenciar ni por el aspecto, ni por los actos.

Luego de una explosión que arrasa con todo, Jack parece perder en manos del enemigo. Se ve reflejado en su Katana (el espíritu del samurái) y se da cuenta que no es el mismo, que está igual que el otro. Se ve a un árbol en llamas, símbolo de su lucha interna y de cómo lo sagrado en él se está consumiendo. Se ve al agua recuperándolo todo. El poder del agua, regeneradora, calmante, hermosa, que apaga el fuego y da paz. Jack se da cuenta y consigue su paz interna.

Se recoge le cabello, es decir recupera su autocontrol. Cesa el fugo que consumía el bosque Jack guarda su katana y haciendo un mudra con ambas manos le dice a su lado oscuro:

 - Tú has perdido, la batalla ha terminado.
- ¡QUEEE!
- Tú eres mi demonio interno, has nacido del odio que llevaba adentro. Pero ahora ya no existe ese odio, ya no hay odio en mí. Por ende tu no existes.
- ¡Tonto! ¡Yo soy real! ¡ahora siente la realidad de mi frio y descorazonado acero.

Y el lado oscuro ataca, Jack no se mueve ni se inmuta, porque el sabe que no tiene nada que temer, que nada le hará daño.

El lado oscuro no puede tocarle, impotente le grita a rabiar, pero esta a sus espaldas, porque Jack simplemente lo ignora, no se conecta, no le presta atención. Con un solo movimiento, Jack desaparece al demonio. Y dirigiéndose a Aku dice:

- yo se que estás viendo, estos trucos están comenzando a fastidiarme.