jueves, 10 de febrero de 2011

Verbena:



Verbena: Es posible que con este nombre no la conozcan, pero de seguro la han escuchado nombrar y está muy relacionada con la magia y con la sanación, por estar llena de propiedades curativas.Ya desde la antigüedad, se le otorgaban poderes mágicos o medicinales e incluso tenía varios usos rituales.

Es una planta de flores humildes pero abundantes. De un olor grato y característico que se usa con frecuencia en al elaboración de esencias y perfumes. Se pueden encontrar en varios colores, y sus propiedades variaran dependiendo de ellos, blanco, rojo, rosa, azul, anaranjado, morado y más.

Nombre científico: Verbena officinalis
Nombre en Ingles: Vervain.
Nombres Comunes: Verbena, hierba Santa, Hierba de todos los males, Algebrado, Curalotodo, Ferraria, Hierba de Santa Ana, Hierba de Santa María, Hierba de los Hechizos, Hierba sagrada, Planta de sorte, Lantana, Verbena fina, Verbena macho, Verbena mayor.Cariaquito...


Mitos e historia: Las leyendas folclóricas la señalan a Verbena officinalis como usada para cerrar las heridas deJesús después de su crucifixión.

La verbena fue muy celebrada en la antigüedad y figuraba en la mayor parte de las prácticas religiosas. Los celtas la asociaban al muérdago y de ella se servían losdruidas para predecir el futuro. Los romanos la empleaban para hacer las aspersiones de agua lustral y purificar losaltares al ir a hacer los sacrificios.

En la guerra, los heraldos enviados al enemigo llevaban en señal de paz una rama de verbena. Los recién casados creían asegurar su felicidad yendo al altar con un ramo de esta planta oculto debajo de su manto.

Se dice que la verbena, es una de las doce plantas de la fraternidad Rosacruz (1), florece en Viernes Santo y quien pueda ver su flor sera afortunado en cuestiones de amor.

Usos medicinales: La verbena ayuda en general a la limpieza de la sangre, a la digestión e incluso es algo sedante, estimula el sistema nervioso parasimpático, que es aquella parte encargada de la sedación, de la secreción glandular, del control de los espasmos, etc. También estimula los movimientos intestinales, la diuresis y reduce la frecuencia y fuerza del latido cardíaco, además de tener efectos analgésicos y antirreumáticos. Es una planta especialmente indicada para tratar estados de ansiedad, taquicardia, insomnio, migrañas, estreñimiento, gastritis, espasmos gastrointestinales, neuralgias, reumatismos y algunas patologías oculares, bronquitis, ansiedad, estomatitis, parodontopatías infecciones leves y parásitos intestinales (lombrices). Estimula las contracciones uterinas.

Nunca está de más recordar que si se está embarazada no tomar nada que no recete el doctor.

Su uso externo, en forma de cataplasma, es recomendado para disminuir el dolor en zonas donde se haya sufrido dislocaciones o golpes o en zonas donde se manifiesten síntomas de reumatismo (se fríe un puñado de hojas secas troceadas). El cataplasma se prepara cociendo un puñado de hojas y flores frescas en un poco de vinagre. Una vez evaporado, se dispone sobre una tela, que se aplica caliente sobre la zona afectada.

Deidades: Cerridwen, Marte, Venus, Aradis, Isis, Júpiter, Thor y Juno.

Usos mágicos:
Amor, protección, purificación, paz, dinero, juventud, sueño y curación.
Los druidas la emplearon como planta mágica para los conjuros.

Se utilizaba a menudo en rituales mágicos, porque se consideraba que tenía el don de proteger del mal, así como facilitar las buenas cosechas.

Se dice que las hijas de los druidas, al ser iniciadas en las artes magicas, eran coronadas con guirnaldas de verbena.

Quemadas como incieso, sus hojas y flores secas, ayudan a olvidar malos amores.
Una tisana de verbena, con flores y hojitas frescas, alivia las penas del corazon.

Le dieron también gran importancia los magos y adivinos de la Edad Media que la empleaban en sus encantos haciéndola entrar en los filtros o elixires propios para avivar los fuegos de amor próximos a apagarse. A fin de disipar o prevenir las enfermedades, conjurar los hechizos y librarse de los genios maléficos, colgaban los antiguos matas de verbena en sus camas y en las puertas de las casas.

Es un ingrediente común en las mezclas de amor y los hechizos protectores. Cualquier parte de esta planta puede portarse como amuleto personal. Salpicar una infusión ahuyenta a los malos espíritus. Se esparce para que actúe como pacificador y se lleva para calmar emociones. La Verbena también es curativa y atrae buena fortuna y protección ante todo encantamiento a quien se unte con su jugo. También se quema para disipar el amor no correspondido.

Se ha utilizado desde siempre en los rituales de magia en Europa, se le atribuyen poderes protectores y para atraer la prosperidad económica. Para abrirse a un nuevo amor.

Protector contra vampiros: se mezcla en una infusión, guardándola cerca de uno, y usando un extracto aceitoso para cada baño.

El cariaquito morado:


Es la misma verbena, solo que en Venezuela se le conoce como Cariaquito, el morado, en particular pertenece a la cultura e imaginario popular. No faltara a alguien que, al verte con una racha de mala suerte, te mande a bañar con cariaquito morado. Si la racha ha sido tragicamente prolongada, de seguro que te manda a remojarte un rato.....

Referencias:
Enciclopedia de las Hierbas Mágicas. Scott Cunnigham