viernes, 18 de marzo de 2011

La Verdad de la Wicca de Portos GoldWing




La Verdad de la Wicca


de Portos GoldWing, el Viernes, 19 de noviembre de 2010 a las 11:06

Mucho se escucha en estos tiempos de la necesidad que existe en los hombres y mujeres de encontrar un camino que les llene ese vacío espiritual que sienten dentro suyo. Esa necesidad de un relacionamiento íntimo con una figura superior llevo a la humanidad a crear una diversidad de dioses y religiones que en vez de ayudar al ser humano a superarse, lo llevaron a convertirse en esclavo de las religiones y cultos sin sentido.

La Wicca es una Religión relativamente nueva, creada por Gerald Gardner a finales de la década del 1950. Existe mucha controversia sobre este punto, pero no cabe duda que la Wicca, como la conocemos, es producto de Gardner. Hay que hacer una diferencia con la Antigua Religión, que si data de mucho tiempo, antes que el Cristianismo inclusive. Decimos que la Wicca es una religión porque encierra entre sus prácticas el culto a la Deidad en sus dos aspectos: el masculino y el femenino. La Wicca incluye también entre sus prácticas el estudio de filosofía hermética y la búsqueda de la verdad.

Existe mucha controversia en cuanto a las practicas y enseñanzas de la Wicca, especialmente que debería y que no debería incluirse en lo que es el camino de preparación del adepto hacia la Consagración en el tercer grado. Cada corriente wicca presenta una serie de requerimientos y conocimientos necesarios para los integrantes de su grupo. Esta batería de conocimientos y requerimientos son propias de acuerdo a cada Coven o tradición, y fueron preparadas en base a las realidades y a la concepción propia de lo que es la Wicca. ¿Esta esto bien? – esa es la pregunta obligatoria. La respuesta es “SI ESTA BIEN”. La Wicca no es un lugar donde se crean robots, sino un lugar donde la verdad aprendida y anquilosada en nuestros corazones nos convertirá en seres libres.

Este camino a la verdad que la Wicca propone, no es un camino fácil ni tampoco rápido. Es absurdo ver como hoy en dia cualquier persona, sin la formación requerida puede llegar a autodenominarse sumo sacerdote wicca y regalar grados a quienes no se lo merecen. El camino de la wicca es un camino en el cual el adepto se forma y se forja a fuego y letras, creciendo en sabiduría y entendimiento para luego un dia (usualmente unos años después del inicio del camino) pueda convertirse en sumo sacerdote o sumo sacerdotisa, y de esa manera guiar a otros en el camino de la iluminación. Nadie dijo que es un camino fácil. Tampoco cuesta dinero acceder al camino Wicca. Lo que si requiere es tener un espíritu dócil y capaz de aprender.

Muchas veces nos topamos con personas que quieren ser wiccans, que buscan la wicca como un lugar donde pueden refugiarse del abuso sufrido en otras corrientes religiosas. Usualmente estas personas buscan de manera verdadera esa conexión con la Diosa Madre y desde ese punto empieza su camino en la wicca. Esa es una razón válida para empezar en la wicca, y muchos de los que estamos en la wicca hoy en día empezamos nuestro camino de esa manera. Pero, ¿qué paso después? La wicca ha sufrido muchos cambios, y hoy en dia hay pocos grupos que conservan el corazón de la tradición wicca aun intacto.

Para lograr mantener el corazón de la Wicca intacto tenemos primero que conocer ese corazón. Muchos piensan que lo que encuentran por la red es lo que la wicca es y no. Pero la wicca va mucho mas alla de lo que se postea en la red. Todos los misterios y los secretos de las tradiciones que nunca se publicaran para mantener lo secreto de los mismos. El verdadero corazón de la wicca busca mucho mas que realizar magia. El corazón de la wicca busca llevar al hombre a un pleno desarrollo personal y espiritual, en armonía consigo mismo y con la naturaleza.

Para otras personas la wicca se convirtió en un club social, o quizás una sociedad filantrópica, donde se dedican a hacer obras de caridad para celebrar el orgullo pagano. No considero que eso este errado, pero no es la finalidad de la wicca. La wicca no es un club ni un templo donde debamos ir a pagar una cuota de ingreso, o un derecho a Iniciacion para poder luego pertenecer. Va mucho mas alla que eso. Si bien algunas corrientes “wiccas” cobran a sus adeptos por las clases y los rituales, eso esta muy lejos de lo que la verdadera wicca siempre fue.

La wicca es una sociedad INICIATICA y HERMETICA y siempre lo fue. Desde antes de que Gardner la hiciera publica, la wicca siempre se mantuvo en secreto, solo revelada a unos cuantos adeptos que tenían la preparación y el espíritu templado para poder entender las verdades veladas a los ojos de los cowans (termino utilizado para nombrar a los no wiccans). Hoy en dia hay quienes sostienen que la wicca debe ser publica y realizan rituales sagrados en presencia de quienes no están preparados para entender la belleza que esta escondida en cada paso de ese ritual. Bien por ellos, es su manera de vivir la wicca, pero no considero correcto revelar los misterios a quienes no están preparados. Tenemos varios ejemplos en la historia de la brujería de personas renombradas que perdieron el juicio por haber entrado en contacto con cosas para lo que no estaban listos. Mantener la wicca solo para aquellos que están preparados es una manera de cuidar y velar por las vidas de aquellos que no lo están. Pero como dije, no hay una regla de que no pueda hacerse, cada uno recibirá de acuerdo a la ley de tres, lo que haya sembrado. Yo por mi parte, mantengo la wicca secreta y sagrada.

Por ultimo quisiera exponer mi opinión personal sobre lo un tema que a mi me ha causado mucha incomodidad en cuanto a mis hermanos wiccas. Es cierto que cada uno es responsable de su actuar y recibirá de acuerdo al mismo, pero el prostituir la wicca y venderla por dinero es algo que realmente es lamentable. Muchos pseudo-sacerdotes venden las ensenhanzas de la wicca y ponen precio a los rituales de iniciación como si fuesen algo que se puede comprar o pagar con dinero. Lo sagrado de las ensenhanzas y los rituales hacen que no exista valor económico alguno que pueda asignársele. A estos pseudo-sacerdotes que venden cursos a distancia, ofrecen asesoría a solitarios, y venden las ensenhanzas, creo que les falta mucho por aprender en lo que realmente es ser un SACERDOTE de la DIOSA, no un simple mercader de “sabiduría” que nisiquiera es suya. El verdadero maestro valora tanto sus ensenhanzas que no hay precio que se le pueda poner a las mismas.

Portos GoldWing, SSW

Paraguay Pagano

www.paraguaypagano.com